Diez años de una trayectoria triunfal imparable: BMW X5

15 enero of 2009 by

El aniversario del primer Sports Activity Vehicle: desde su debut en1999  se han vendido en todo el mundo más de 845.000 unidades.

Diez años de una trayectoria triunfal imparable: BMW X5

 

El aniversario del primer Sports Activity Vehicle: desde su debut en1999  se han vendido en todo el mundo más de 845.000 unidades.

Munich, 15 de enero de 2009. Con una dinámica en carretera superior y una tracción excelente sobre terrenos ásperos o deslizantes, el BMW X5 continúa su curso imparable y triunfal desde hace ya nada menos que diez años. BMW presentó en el Auto Show de Detroit de 1999, la primera generación del X5 con tracción en las cuatro ruedas, abriendo simultáneamente un nuevo segmento de mercado conocido como “Sports Activity Vehicle” (SAV). La novedad mundial fue el congruente inicio de un camino invencible sin comparación alguna. En el plazo de un decenio se vendieron más de 845.000 unidades del BMW X5. El proceso de los subsiguientes desarrollos de la concepción SAV, ha tenido por consecuencia el que actualmente se pueda elegir entre tres modelos de la gama X de BMW; en 2009, la concepción de un cuarto modelo más se encontrará suficientemente madura para la fabricación en serie. Por lo demás, el BMW X5 se ha convertido en la más importante fuerza motriz en todo el sector de los vehículos con tracción en las cuatro ruedas. En el presente aniversario el BMW X5 fabricado ya en su segunda generación, viene a ser un modelo ejemplar, como piedra angular de toda su clase por lo que respecta a dinámica de la conducción, a la eficiencia, variedad, calidad Premium y a la seguridad.

Ya al comienzo de esta historia, la clave del éxito del BMW X5 radicaba en una combinación de propiedades especialmente fascinantes que nunca se habían realizado en ningún otro vehículo anteriormente. Con el nuevo modelo pudo aplicarse el inconfundible placer de conducir un BMW a un segmento de mercado completamente nuevo. El BMW X5, amplio y permanentemente propulsado por efecto de las cuatro ruedas combinó las propiedades dinámico-constructivas de una limusina de BMW con una movilidad virtuosa más allá de las carreteras asfaltadas. Su ligera carrocería monocasco capaz de absorber una cantidad de energía de impacto considerablemente mayor que un vehículo con un bastidor tradicional y su suspensión independiente por rueda, diferenciaban claramente al BMW X5 de los tradicionales vehículos todo terreno. El sistema de estabilización en ruta DSC (Dynamische Stabilitäts Control / Control de Estabilidad Dinámico) incluido el freno diferencial automático ADB-X (Automatic Differential Brake) y el control de descenso de pendientes HDC (Hill Descent Control) confieren unas excelentes propiedades a la conducción tanto en los desplazamientos sobre asfalto como lejos del mismo.

Asimismo, el desempeño dinámico y la versatilidad han sido aspectos que se expresan claramente en el diseño del vehículo. Otra característica destacable es la posición del asiento con aumento de altura, que le confiere al conductor una sensación de supremacía, la cual se vincula con la tecnología del chasis. Adicionalmente, el versátil y espacioso interior de alta calidad provee una nueva experiencia para un vehículo de tracción en las cuatro ruedas.

Los ingenieros y diseñadores con el fin de garantizar y mantener la tendencia positiva del todo-terreno de la familia X de BMW, se reunieron para concebir un exhaustivo programa de revisión, que disparó toda una serie de innovaciones, tanto técnicas como estéticas, dando lugar a la segunda generación del X5, lanzada en el otoño de 2006.

Con el aumento de la comodidad del lujoso habitáculo y una excelente tecnología de tracción; así como unos innovadores sistemas de chasis y de asistencia al conductor, el BMW X5 establece una vez más los estándares en el creciente sector de éste tipo de vehículos que compiten con los modelos BMW X. El vehículo, al igual que su precedente, producido en la fábrica estadounidense de BMW ubicada en Spartanburg, fue el primer BMW equipado con la opción de una tercera fila de asientos. Dotado de potentes motores de ocho y seis cilindros, con un diseño único del chasis, con el sistema de tracción total xDrive de BMW mejorado y, además, con una carrocería de peso optimizado y extremadamente resistente a la torsión, la segunda generación del BMW X5 consigue un excepcional nivel de agilidad y dinamismo. Es el único de su segmento que puede llevar tanto el sistema de dirección activa, desarrollado por BMW, como, también, el sistema de estabilización de la inclinación y de amortiguadores de regulación automática AdaptiveDrive. Adicionalmente, es el único SAV del mundo que lleva de serie neumáticos tipo runflat.

Con el éxito del BMW X5 se “colocó la primera piedra” para dar a BMW su actual condición como el productor más exitoso de vehículos todo terreno Premium en el mundo. Además, un gran número de prestigiosos premios obtenidos gracias al diseño, la calidad y la seguridad reflejan la creciente atracción por los SAV de BMW. El BMW X5 obtuvo en 2007 entre otros, el premio al diseño “Autonis” de la revista especializada “Auto Motor und Sport” al más atractivo diseño, un Gold Award en el estudio J.D. Power al mayor grado de satisfacción de la clientela estadounidense; así como el primer premio de su clase en el concurso “Auto 1” del grupo internacional “Auto Bild”. En el 2008 obtuvo además el primer premio de su clase (sección de “los mejores automóviles”) otorgado por los lectores de “Auto Motor und Sport”. En dos ocasiones en forma consecutiva, el BMW X5 conquistó en el mercado automovilístico alemán un puesto entre los tres vehículos que mejor amparan su precio. Por este mismo motivo, la revista “Auto Bild” lo honró tanto en 2007 como en 2008 con el nombramiento de “Líder en Valor del año”.

En el año 2000, en las pruebas realizadas por el Instituto de las Compañías Aseguradoras para la Seguridad en las Autopistas (IIHS, por sus siglas en inglés) norteamericano, declaró al BMW X5 de la primera generación como el vehículo más seguro de entre todos los que han sido sometidos por el mismo instituto a pruebas de colisiones. En 2003 en la prueba de choque Euro NCAP, el BMW X5 es el primero de los llamados "todo-terreno grandes" que alcanza las cinco estrellas en las pruebas. El actual BMW X5 recibió de IIHS tanto en 2007 como en 2008 el “Top Safety Pick Award” por las excelentes propiedades que mostró en las pruebas de colisiones.

Además, el BMW X5 modelo 2009 ocupa una posición líder en lo concerniente a la eficiencia. Gracias a los modernos motores de gasolina de ocho y seis cilindros; así como a los motores diesel de seis cilindros, excelentes características económicas y a su combinación con las actuales medidas BMW EfficientDynamics, el BMW X5 incorpora a sus extraordinarias propiedade
s niveles de consumo y emisiones ejemplares. Estos valores, por otra parte, son una demostración de que la estrategia BMW EfficientDynamics es también convincente en el segmento de los modelos BMW X. En todo caso, el consumo de carburante de todas las variantes de motores del BMW X5 pudo reducirse considerablemente en el transcurso de sus hasta ahora diez años de historia y ello, además, consiguiéndose simultáneamente un significante aumento de la potencia. El BMW X5 xDrive48i 2009 consiguió en el ciclo de comprobaciones de la UE un consumo medio de 12,1 litros por 100 kilómetros y, por ende, un valor de 13 por ciento más ventajoso que el del BMW X5 4.4i del año 2000, cuya potencia es de casi unos 70 CV menor. El BMW X5 xDrive30i sobrepasa a sus precedentes en 41 CV, sin embargo consume con sus 10,3 litros a los 100 kilómetros, un 20 por ciento menos en números redondos. El BMW X5 xDrive30d experimentó en su caso un aumento de potencia de 51 CV, no obstante su consumo descendió en más del 15 por ciento quedando tan sólo en 8,2 litros a los a los 100 kilómetros.

Estos valores son más convincentes aún al observarse su relación con del espacio ofrecido y con la comodidad del habitáculo. El primer BMW que ofrecía espacio para una cantidad de hasta siete ocupantes pudo dotarse con unos motores diesel de un consumo extraordinariamente ventajoso y de bajas emisiones. En el caso del BMW X5 xDrive30d de una potencia de 173 kW/235 CV y un consumo medio de 8,2 litros a los 100 kilómetros así como unas emisiones de CO2 de 217 gramos se obtiene un nivel de eficiencia sobresaliente, sobre todo considerando especialmente su cantidad de asientos. Incluso en el segmento de automóviles pequeños se obtiene raramente un consumo per cápita de menos de 1,2 litros por cada 100 kilómetros y unas emisiones de CO2 correspondientemente reducidas: tan sólo de 31 gramos por kilómetro.

Volkswagen Vehículos Comerciales lanza la Pick Up Crossover

Previous:

Volkswagen Vehículos Comerciales lanza la Pick Up Crossover

VIDEO: De paseo en el nuevo Ferrari F60

Next:

VIDEO: De paseo en el nuevo Ferrari F60

You may also like

Post a new comment