Y así inicia una década llena de aprendizajes… Renault

24 agosto of 2017 by

 

Es bien sabido por todos los amantes de la velocidad, que en este 2017 Renault Sport festeja 40 años en el máximo circuito de F1, 40 años cosechando grandes éxitos, así como aprendizajes, que los ha posicionado como una de las más grandes escuderías y de mayor reconocimiento.

Esta es la primera de 4 entregas, denominada “Décadas”, cuyo objetivo es rendirle tributo a todas esas historias que complementan una gran trayectoria…

El equipo Renault Sport arrancó en el año de 1977, mejor conocido bajo el nombre de Equipe Renault Elf, encabezado por Jean-Pierre Jabouille como único piloto de la escudería. Desde este momento el equipo Renault se hizo presente con  su atractiva visión vanguardista, poniendo en marcha el Renault RS01, mejor conocido como “La tetera amarilla”.

 

Este vehículo fue el primero en incorporar un motor turbo de 1.5 litros en la historia de la F1. Sin embargo, era un tanto inestable y ese año no logró completar la carrera. No fue hasta finales de 1978 que la escudería empezó a generar argumentos en F1,  con carreras completas  y dos terceros lugares que le permitieron acumular los primeros puntos dentro del máximo circuito.

 

Para 1979 el equipo Renault Sport incorpora a sus filas a René Arnoux como segundo piloto, pero la fórmula no dio el resultado esperado. La espera fue corta, pues fue en el Gran Premio de Francia que Jabouille logró llevarse el primer sitio en 1979.

Con este primer sitio alcanzado, los aprendizajes marcaron un gran inicio dando paso a la generación de dividendos, de la mano de Amoux principalmente.

 

Hacia 1981 un ciclo más se cumple y Jabouille entrega la estafeta a Alain Prost para formar una  dupla fantástica con Amoux que brindarían desde el inicio grandes satisfacciones a miles de seguidores. Cuatro triunfos, dos de ellos bajo la conducción de Alain, posicionaron a Renault Sport como una escudería emblemática en F1 y a partir de este momento todo pareciera correr en línea recta para el equipo.

 

Fue durante 1984 a 1986 donde Renault Sport incursionó en un tramo de curvas impetuosas que no pudieron maniobrar y a falta de resultados se vieron orillados a tomar decisiones determinantes dentro de la Fórmula 1.

 

A partir de 1986 Renault Sport volcó sus esfuerzos a sólo fabricar y distribuir motores para F1 y así encaminarse hacia la segunda década de éxitos.


Previous:

Volkswagen decide fabricar un vehículo eléctrico basado del concepto I.D. BUZZ

Next:

Estreno mundial del nuevo Volkswagen T-Roc

You may also like

Post a new comment